Yo sólo vine a ver a mi rondalla

Un nuevo año inicia y con ello se renuevan las esperanza y los sueños de que será uno mejor al que le antecede. Al menos ese siempre es el deseo y no creo que tengamos que desear menos.

El 2020 dejó muchos efectos, positivos y negativos, en todas las personas y en todos los ámbitos. El gran tema del año fue, sin duda, la pandemia del COVID-19 que tanto ha golpeado a nuestras familias y amistades, entre quienes hemos tenido pérdidas sensibles. En otros casos, hemos sufrido los estragos, tanto en la salud como en la economía y aunque hoy no les falte nadie, es posible que continúen recuperándose de una etapa complicada.

En medio de todo este panorama, la necesidad constante de expresión y el cariño por la música que hacemos, provocó que se organizaran sendos conciertos y festivales virtuales, varios de ellos con una nutrida participación de agrupaciones, ya no sólo de nuestro país, México, sino de otros países de América Latina. Esta tendencia fue iniciada por Manuel López, director de la Rondalla Mayor de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, quién no conforme con haber organizado el 1er. Festival Virtual Latinoamericano de Rondallas, inició un movimiento denominado Rondallas de América Latina, al que tuve el honor de haber sido invitado como Coordinador de Norteamérica. Por supuesto, el COVID hizo de las suyas y en un hecho por demás desafortunado nos arrebató la vida de nuestro Coordinador de Sudamérica, Fabián Maldonado, a quien mando un abrazo hasta donde quiera que esté.

Justo en este tipo de eventos de gran asistencia, algunos de más de 50 rondallas, pudimos observar un fenómeno recurrente en el que el público parecía decir a gritos: Yo sólo vine a ver a mi rondalla.

Y es que, con la nutrida intervención de grupos, lo más lógico era que el público tuviera una importante participación y, sobre todo, de manera constante a lo largo de los programas respectivos. Pero no. Si bien el público sí hizo presencia ésta era muy variable, teniendo picos muy altos y momentos muy bajos.

Desafortunadamente el fenómeno no es exclusivo de los festivales rondalleros, algunas emisiones y programas que se transmiten por Facebook Live dedicados a rondallas también presentaron la misma problemática. En particular, lo vi en el recién iniciado Nueva Rondallidad de José Luis Pérez Nieto y en el Noti RoRoSanFra de Abraham Ortíz. Ambas transmisiones tienen la particularidad de contar con un segmento dedicado a una rondalla, en el caso del primero un homenaje con música y en el caso del segundo mediante una entrevista.

Lo notable aquí es que, la audiencia puede ser buena durante dicho segmento, pero una vez que termina la presencia del público bajaba considerablemente.

Lo anterior nos muestra que, a pesar de que existe un público que sigue a una determinada agrupación, muchas veces este público no está tan dispuesto a escuchar otras propuestas musicales que no sean la de su rondalla. Y cuando decimos "su rondalla" puede ser el grupo al que pertenecen o aquel donde tienen a un familiar, amigo o conocido.

Por supuesto, esta situación no es exclusiva de la virtualidad, en los eventos presenciales que se solían organizar también ocurría. Era común ver en los concursos o festivales, a una porción del público levantarse de sus asientos y salir del lugar cuando terminaba la participación de la rondalla a la que iban a ver. Luego este público es que le dice a la rondalla que fueron los mejores pero sin haber escuchado el resto de propuestas. En fin. Aunque este es tema de otro artículo.

Lo que aquí veo son dos cosas. La primera es que el público rondallero sigue estando conformado en su mayoría por personas ligadas a los integrantes de los grupos, lo que provoca un apego a dicha agrupación. Y la segunda, que existe poco interés por parte de los integrantes de las rondallas por conocer más del medio al que pertenecen, por afianzar una cultura rondallera.

Ahora bien, ninguna de las dos es un pecado, todos son completamente libres de hacer con su tiempo lo que quieran y de decidir si escuchar o no a otros grupos. Sin embargo, es muy frecuente escuchar a personas decir que las rondallas son su pasión, que aman la música de rondallas y más.

Por otra parte, algunas veces las propias rondallas tienen gran parte de la culpa, ya que tampoco podemos esperar que el público se mantenga atento cuando la propuesta musical carece de calidad o de novedad, nadie quiere invertir su tiempo en una experiencia que no sea agradable.

¿Entonces qué podemos hacer?

Como director o integrante de una rondalla primero debes procurar que tu propuesta musical tenga calidad, que sea agradable al oído y evitar participar con los mismos temas en más de un evento. Luego, cuando participes en un festival e invites a tus amigos o familiares a "verte", pídeles que escuchen al resto de grupos. Si se trata de un programa, al invitarlos manifiéstales lo importante que es su presencia en todo el programa, incluyendo los segmentos donde tu rondalla no participa.

Si todos hacemos esto lograremos compartir nuestro público y que las personas que nos escuchan tengan oportunidad de disfrutar de otras propuestas. Al final, todo se traduce en crecimiento del movimiento de rondallas. ¿Le entras?

Comentarios

En mi humilde opinión, debemos invitar a nuestros fans a participar, desde el inicio, en los eventos a los que se acude y, como una muestra de respeto a los demás, no retirarse hasta que concluya el programa supracitado.

Coincido con el tema. Tal parece que cuando hacemos promoción a un evento de rondallas solo invitamos a nuestros seguidores a escuchar a nuestra rondalla y está bien, pero eso no da ocasión a conocer más propuestas de otros grupos, muy pocos rondalleros ponen o ponemos atención a la interpretación de otras agrupaciones. Eso es una limitante a poder captar nuevo público que guste de la música de rondalla además de ocasionar que nuestras interpretaciones no se enriquezcan pensando que siempre gusta lo que se hace en la rondalla. Si nuestra audiencia no se vuelve exigente, nunca nos van a forzar a superarnos.

Es algo común y algo de lo que igual me he dado cuenta, pero personalmente disfruto y me emociona mucho ver a más rondalla participar, al menos en mi rondalla nos piden que por favor veamos las demás participaciones, muy interesante artículo, que tengas lind día.

Nuevo comentario

Plain text

  • Las etiquetas HTML no están permitidas.
  • Los sitios web y direcciones de correo electrónico serán convertidas a enlaces de forma automática.
  • Las líneas y párrafos independientes serán separados automáticamente.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.