Luces y sombras del Concurso Puebla de Antaño 2019

Mayo traía consigo dos concursos que se ostentan como nacionales, el primero de ellos, CONARGO, y el segundo, Puebla de Antaño, que se realizó en la ciudad poblana de Cholula, los pasados días 18 y 19. Como en todo evento, hay luces y sombras que hoy queremos destacar aquí.

Como ya parece ser la tendencia, este certamen tuvo poca participación, de apenas 27 rondallas. Este tipo de situaciones deben derivar en una reestructuración de las categorías, quizás abriendo menos, para tener una mayor competencia.

En la categoría Escolares, la Rondalla del Colegio Guillaumín, dirigida por Toño Setién, dio la nota al levantarse con el triunfo y llevarse todos los premios especiales, un gran logro en la naciente historia de esta agrupación. Ciertamente, no tuvieron mucha competencia, pero su trabajo fue muy bueno y su triunfo completamente merecido.

La categoría D tuvo la peculiaridad de tener como participantes rondallas conformadas por niños y niñas, como Ecos del Alma o el Instituto García de Cisneros, y rondallas conformadas por adultos, como la Rondalla Nocturnal de Río Verde, San Luis Potosí. Considero importante cambiar la forma en que se deciden las categorías, no estoy seguro a quién beneficiaría o perjudicaría esto, pero creo que garantizaría una competencia más justa.

Es de destacar el primer lugar de la Rondalla Sublime, con un buen trabajo, así como la evidente evolución de la Rondalla Ecos del Alma, quienes poco a poco van mejorando y encontrando su sonido.

La categoría C tuvo características similares a la D. Como ejemplo, la Rondalla Fortezza, conformada por viejos lobos de mar, muchos de ellos extraídos de la Rondalla Sinphonia de Puebla, y en contraparte la Rondalla UGM Norte, integrada por jóvenes muy jóvenes. Aquí también pudimos presenciar un duelo que se ha repetido en varias ocasiones, Nota Cuántica versus UGM Norte, con saldo positivo para los de Orizaba.

El resultado es algo difícil de comprender. Para ponerlo en perspectiva, UGM Norte tuvo que remontar 27 puntos de sábado a domingo, para poder superar al primer lugar, la Rondalla Nota Cuántica. Y es que, si bien la participación de los chicos veracruzanos fue por demás destacada, la diferencia final me parece mucha, de acuerdo con lo que escuchamos en el escenario. Habrá que esperar la publicación de los puntajes finales, para conocer de cuanto fue la remontada.

Pero no me malentiendan, el trabajo de UGM Norte me pareció muy bueno, es la muestra de lo que hace el trabajo constante combinado con el talento de un director experimentado, como es Memo Setién. De hecho, por momentos me trasladó a los tiempos de aquella Rondalla UGM, la que dirigía Roberto Hernández, con ese sonido tan característico.

La categoría B tuvo un bajo nivel y tuvo la particularidad de reunir únicamente rondallas poblanas y esta situación, en un concurso nacional, no es muy bien vista. La Rondalla Son de Tus Ojos hizo un gran esfuerzo para recuperar terreno en la final, ubicándose en el segundo lugar, sin embargo hay mucho que trabajar todavía. Los triunfadores, la Rondalla Euforia, sonaron bien, con un sonido distintivo, entre la marcada influencia de la Rondalla Sinphonia y la frescura de sus integrantes.

Urge, de verdad, desaparecer ya las categorías especiales, porque el nivel de la categoría A se ve afectado notablemente. Minerva es una rondalla cuya mística no alcanzo a comprender. Son poco consistentes, a pesar del talento que hay en sus filas, y como sucedió el día sábado, suelen interpretar arreglos ya muy tocados y a pesar de ello, mal ejecutados.

Rapsodia Musical es una rondalla que no alcanza a dar el estirón, a pesar de su gran capacidad musical y la excelente dirección con la que cuentan. Van varias veces que los he escuchado muy cerca de concretar un primer lugar y ver sus posbilidades desvanecerse frente a ellos. Confío en que muy pronto los veremos completamente sólidos para lograr el triunfo.

La Rondalla Femenil del Estado de Puebla, con toda su experiencia, combinada con juventud, son un grupo por demás interesante, pero que aún están en transición. Sus cambios de ritmo me parecen un tanto forzados y la ejecución de sus requintos dejó mucho qué desear, sobre todo considerando el trabajo al que nos tienen acostumbrados.

Por su parte, la rondalla triunfadora, es un grupo que viene trabajando de manera consistente, que tienen muy buena dirección y mucho talento en sus integrantes. ¡Felicidades Melodías de Baccarat por ese primer lugar!

Aunque la nota emotiva la dió la Rondalla Nocturno de Amor. Difícilmente podemos separar la imagen del Profr. Roberto Reyes de esta agrupación. Y es que, como lo manifestó Polo Gutiérrez, en este concurso el Profe Reyes sería jurado de la competencia de declamación y poesía que se dió en el marco del certamen.

La idea, definitivamente, fue muy buena, un excelente intento de rescatar a los declamadores rondalleros, tradición que se ha ido perdiendo en muchos grupos. ¿Cuál fue la mecánica? Las rondallas que así lo desearan, podían participar con su declamador o versista, antes de interpretar su tema finalista. Quizás, hubiera sido más interesante si todos los versistas de todas las categorías hubieran competido por un sólo primer lugar. No osbtante, fue una buena innovación que deberá ir madurando con el tiempo.

Como está madurando el requisito de utilizar un ensamble de manera obligatoria en la categoría Especial. Y es que, no es lo mismo hacer el arreglo de una sola canción que el de una unión de canciones. Escuchar estos ensambles fue por demás interesante. Otro aspecto interesante es el uso de paletas por parte de los jurados para mostrar a todo el público el puntaje otorgado a las rondallas de categoría Especial, es una buena práctica que debería permear a otros concursos, abona a la transparencia y evita malos entendidos.

¿Ya les dije que urge desaparecer las categorías especiales? En este certamen escuchamos buenos trabajos, pero solamente dos de ellos fueron verdaderos contendientes: la Rondalla Clásica de Puebla y la Rondalla de la Facultad de Medicina de la UANL. El triunfo, al final, fue para los del norte, pero no podemos dejar de destacar el excelente arreglo que hizo Fernando Gutiérrez para su Popurrí de Disney.

Como probablemente algunos sabrán, yo formé parte de la Rondalla Clásica entre 1999 y 2008. Por eso mismo es que he sido uno de los más acérrimos críticos de su desempeño, sobre todo desde que Ángel Alonso dejara la dirección del grupo. Pero también es justo reconocer cuando un trabajo es bueno, como lo fue el del fin de semana pasado, bien cuidado, bien ejecutado, sí con detalles, pero muy bien logrado. Ojalá que continúen en esa tónica.

La organización del concurso fue muy buena, una mejoría notoria respecto a años anteriores. La competencia fluyó muy bien, todo el desarrollo del concurso se llevó a cabo de manera ágil. Los horarios fueron muy cercanos a lo que se indicó, muchos detalles fueron cuidados en todo momento y se puso acento en lo que verdaderamente importa: la música.

La presentadora cuidó mucho los mensajes que se dieron al público, así como los nombres de las rondallas y sus lugares de origen. Tal vez esto pareciera poco relevante, pero hemos visto en otros eventos cómo los presentadores cambian el nombre de los grupos y los jurados, lo que para muchos es una falta de respeto. No fue el caso de este certamen.

El jurado fue conformado por reconocidos rondalleros de cepa y algunos jóvenes. No obstante, a pesar de la preparación que hay en la mayoría de ellos, amigos y conocidos con quienes he compartido la mesa, tanto la de comer como la de calificar, me hubiera gustado un jurado con mayor variedad, pues de pronto sentí que en su mayoría estaba cargado a un estilo particular, el de la vieja escuela. Y no digo que ese estilo esté mal, por el contrario, hay mucho que deberíamos rescatar de él, pero recordemos que en la variedad está el gusto.

En términos generales, la organización supo reponerse al hecho de contar con poca asistencia de grupo, para ofrecer un buen espectáculo, como lo fue el previo a la entrega de resultados, con la Rondalla Interamericana de Puebla. Todo lo anterior, más el plus de realizarse en una ciudad tranquila y turística, como Cholula, hacen que el Concurso Puebla de Antaño se mantenga con opciones de crecimiento. Felicidades a Polo Gutiérrez y todo el equipo que lo apoya.

Comentarios

Quiero externar mi completa felicitación para Polo Gutiérrez y todo su equipo de trabajo y para todas las rondallas que participaron en esta edición del concurso de como antaño de Puebla, hay que preservar y trabajar día con día para que este género no se pierda Y si bien la asistencia a los concursos se ve disminuida hay que tratar de trabajar para brindar las garantías para que las rondallas se sientan seguras y que puedan asistir a nuestros eventos. Pareciera que una baja asistencia de competidores representaría que el género está en decadencia, lo cual es completamente falso el género de las rondallas crece día con día pero son muchas las situaciones que se empalman para que esta poca asistencia se esté dando, la calidad debe de seguir creciendo, la seriedad y el profesionalismo deben de mantenerse y mejorarse pero sobre todo la transparencia en el desarrollo asi como en los resultados se tiene que dar.
Y eso generará que las agrupaciones nuevamente empiecen a asistir a los concursos nacionales de rondallas, nuevamente felicidades a todos los participantes y mi completo reconocimiento para el comité organizador

Para mí,la categoría"C" fue mal calificad,Hace falta un mejor jurado,con conocimientos musicales,
no solo "exrondalleros"

Unos niños de 12 Y 13 años dieron su alma en el escenario y mostraron su amor al arte fueron loa mejores en voces e instrumentos ..... honestamente

Unos niños de 12 Y 13 años dieron su alma en el escenario y mostraron su amor al arte fueron los mejores en voces e instrumentos ..... honestamente

Transmitir sentimientos a través de la música no es fácil y ellos lo lograron en su presentación del día domingo.

Muchas felicidades. jóvenes tienen talento.

Nuevo comentario

Plain text

  • Las etiquetas HTML no están permitidas.
  • Los sitios web y direcciones de correo electrónico serán convertidas a enlaces de forma automática.
  • Las líneas y párrafos independientes serán separados automáticamente.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.